Respuestas a la pregunta de la semana anterior



Sé buen trabajador y honrado

Inicio
Del lector
Opinión semanal
Pregunta semanal
Archivos

Hace 24 años
¿Quién soy?


PREGUNTA DE LA SEMANA

Si se sabe que las manifestaciones que se planean como pacíficas terminan en vandalismo porque hay un libreto internacional que se está siguiendo  puntualmente ¿qué esta justificando la debilidad de nuestras autoridades?

Las opiniones de nuestros colaboradores son de su absoluta responsabilidad.


Estimado Hernán:  Con motivo de su pregunta para esta semana, y con el afecto y aprecio de costumbre, le hago llegar este breve artículo de colaboración para El Correo de la Ética.

MANDATARIOS QUE NO LO SON, FUNCIONARIOS QUE NO FUNCIONAN

Carlos Eduardo de Jesús Sierra Cuartas

Profesor Asociado con Tenencia del Cargo, Universidad Nacional de Colombia

Unos 85 años atrás, decía con gran tino el siempre lúcido Fernando González Ochoa que los Estados Unidos no necesitan tener por aquí, en las tragicómicas repúblicas bananeras de Latinoamérica, funcionarios para mantenerlas sometidas, pues, al fin y al cabo, la obsecuencia de los que tenemos por aquí basta y sobra para servir a los intereses del en extremo depredador coloso del norte. Sencillamente, son funcionarios disfuncionales, que no funcionan, que de poco o nada le sirven a la sufrida población de este país. Para colmo, los diversos mandatarios, incluido el presidente de la República, no se atienen a sus mandatos, emanados, como bien lo saben los expertos en constitucionalismo, del constitucionalista primario que es el pueblo. Más bien, lo que por aquí tenemos es un vulgar y atroz régimen presidencialista, esto es, el hermano mellizo de la monarquía absoluta. Y no solo en lo que a la máquina del Estado concierne, sino que, de similar manera, vemos lo mismo con los lagartos de tres al cuarto que acaparan puestos de poder en las diversas instituciones, incluidas las universidades.

 Así las cosas, cabe entender que un régimen presidencialista implica por fuerza una debilidad e inoperancia del Estado, máxime que el capitalismo neoliberal ha llevado a la minimización del Estado por aquí, por allá y por acullá. Y, para complicar este escenario rocambolesco, estamos ante un Estado liliputiense que ha manejado la pandemia en curso con una incompetencia ampliamente demostrada, al punto de promover que la Covid-19 haya pasado a ser una enfermedad iatrogénica como la que más. Y, si a esto se le añade el vulgar atraco denominado con el eufemismo de “ley de solidaridad sostenible”, resulta bastante obvio que una población más que esquilmada termina por perder la paciencia. Entre otros intelectuales, el escritor William Ospina ha reflejado bien este panorama dantesco en su columna dominical del periódico El Espectador del pasado domingo 2 de mayo.

 En suma, la justificación, si cabe llamarla así, de la debilidad de unas autoridades que no son tales al carecer de la facultad o el derecho de mandar o gobernar a fuer de una ilegitimidad harto patente estriba en lo que no pasa de ser una nauseabunda democracia de papel. ¡Vaya desgracia la nuestra el que nos gobiernen gentezuelas de semejante jaez! ¡Vaya desgracia la nuestra el que tengamos tantísimos administradores carentes de ética por doquier! Colombia, un país inviable en extremo.

   Un saludo cordial.

    Carlos Eduardo de Jesús Sierra Cuartas.


La izquierda está enquistada en España, y sino quien es Iglesias ?, la ONU al parecer o está desinformada o mal informada, o también hace  parte ya de las conquistas de los destructores de este mundo, el gobierno no demuestra firmeza, y se deja amedrentar por las ONG  compradas, por la ONU, y por todos los estamentos hoy en día o podridos o putrefactos, y las fuerzas oscuras llámese como se llamen, los  estamentos  que han perdido respetabilidad, por ejemplo las cortes Suprema de Justicia, la Corte constitucional, la Fiscalía, la Procuraduría, Contralotría  y demas ías , los medios vendidos, que han dividido el país y se han puesto al servicio de los ya citados, y un gobierno con funcionarios no todos afortunadamente , inoperantes o ineptos, o que no logran trascender y defender el país en el exterior y rectificar toda noticia falsa que incluye las desvirtuadas, una educación pública en manos de personas resentidas,y divulgando la idea que no se puede corregir, que todos pasen sin esfuerzo alguno y sin estudiar, solo caliente una silla y listo,  unos poderes arrinconados, como son la policía y  el ejército ( adicionalmente reducido) , y una cultura en general de lo fácil y del narcotráfico, que se enquistó  también en el país, unos vecinos como lo es VENEZUELA hoy en día en manos de unos depredaroes, acaparadores, traidores de su propio pueblo, y para colmo de males, la iglesia no toda afortunadamente, con muchos integrantes de muy mala conducta, un presidente del que esperabamos mucho, y muy rápido se vió que habla muy bonito, y bueno a pesar de sus buenas intenciones, no siguió los lineamientos de sus electores y de sus apoyos, sino de fuerzas económicas no muy claras y que además no ha demostrado gobernalibilidad ni mando, en fin y a todo esto se suma una Pandemia que ha deteriorado todo, y el resultado, una gran mayoría de colombianos, al garete, sin tener quien lo defienda como lo espera la constitución.
¿Cuáles son los derechos que valen más en este país? ¿Protestar? ¿Libre Trabajo? ¿Libertad de movilidad? ¿poderse alimentar ? o es que ¿el vandalismo también hay que aceptarlo? Y los Alcaldes más del lado de los destructores, y sino ¿qué es ir a limpiar un muro irrespetado, en vez de haberlo prevenido? ¿o que es enviarle toda la culpa al presidente cuando también tienen fuerzas a su disposición ? en fin el panorama es muy desalentador, pero la esperanza no se puede perder, que logremos enderezar este barco, con personas más acertadas y  no vendidas, considero que hay espacio para todos, pero dentro de lineamientos mínimos de comportamiento y de querer, no se puede seguir pagando a unas personas solo por manifestar lo contrario, considero que eso es un absurdo de la organización de este país,  por más que se quiera decir lo contrario. 
Harry Montoya

 

CORRECCION DE TEXTOS

Pulse aquí para ver la hoja de vida profesional que respalda nuestro ofrecimiento.

Pulse aquí para solicitar cotización del servicio

 

 

Pulse aquí para ir

a la web de Cotrafa

 

Cotrafa

 

Pulse aquí para ir

a la web de Sandiego

 

 Sandiego